A veces nos empeñamos en que sobreviva un falso amor y luchamos por él convencidos de que vale la pena. Pero eso de que vale la pena es lo que creemos, una idea que creamos y creemos
 
 "Lo que es verdadero se desenvuelve solo, sin demasiado empeño, lo mismo que las mareas se sincronizan, las flores brotan sin esfuerzo y el agua se evapora "
 
Lo que entendemos por amor con frecuencia tiene más elementos de no amor que de lo que compone el amor verdadero.
Es sorprendente la paradoja: peliculas, canciones, culebrones, prensa del corazón y nuestro entorno utilizan hasta el desgaste la palabra amor para denominar todo aquello que es incompatible con el amor.
Se cree que es proteger a la pareja, cuidar de sus intereses, suprevisar sus deseos, cuando esto podría ser dominación.
En el amor autentico se da la tolerancia , la aceptación, la falta de resistencia
 
Es fácil dejarse engañar por el apego porque en muchos aspectos superficiales se asemeja al amor de verdad. Todos albergamos necesidades que creemos que el amor nos va a cubrir, pero no existe ninguna sensación de seguridad perdurable si esta depende de factores externos.
Amar sin temor es algo que forma parte del crecimiento personal y de la certeza de que ya lo tenemos todo dentro de nosotros.
 
El apego surge cuando nos identificamos con esa persona o situación y llegamos a convercernos de que la necesitamos para ser felices, pero la adicción a una persona u objeto conduce a conductas de manipulación, abuso y hasta violencia. La perdida del objeto produce dolor, rabia o depresión.
 
La difrerencia primordial entre apego y amor es el factor libertad. El amor jamás restringe el libre albedrio del otro. Esta apegado crea la falsa creencia de que el amado refuerza nuestra identidad
 
Aprender a amar es transformarse en un ser amoroso que trasmite amor. El amor no es un bien escaso cuando se trasforma en actitud.
Tendriamos que sustituir el sustantivo por el verbo y pensar en el amor como ACCION
 
De este modo es imposible sentir soledad ya que el amor hace posible estar unido íntimamente a todo lo que nos rodea y atraer magneticamente el amor de otros seres que aman de igual modo
 
Atención plena
Isabel Larraburu