Una de las maneras de conocer un corazón generoso es en la capacidad de agradecer , otra es en los pequeños detalles que se desarrollan todos los días ante nosotros, como ese hombre que guarda las migas de su comida y las reparte a los pajarillos en la calle o ese niño que arranca una flor para su madre
 
Agradecer es saber reconocer lo bueno que nos trae la vida, desde un nuevo día , el trabajo, las vacaciones o el amigo que esta pendiente de tí.