Ciertos amigos son indispensables, simples como aquel caminito de tierra de los pueblos pequeños, son trasparentes y confiables.
 
Otros acaban de llegar, son como caminos que sólo conocemos por el guía, y nos vamos aventurando siempre que valga la pena caminar.
 
Hay amigos que nos recuerdan aquellos caminos vecinales, que poco usamos, pero sabemos que estarán allá, siempre estan en nuestra memoria.
 
También existen amigos que infelizmente nos recuerdan aquellos caminos maravillosos pero que engañan al conductor, pues estan llenos de curvas de peligro.
 
Y existen amigos que son aquellos caminos que desaparecieron, no existen más. Se fueron, pero quedaron impregnados en nuestra alma.
 
En un viaje de la vida, que puede ser larga o corta, amigos son más que caminos, a veces son nuestro propio camino.
 
Hay momentos en nuestra vida, que nos sentimos solos, pero si tienes amigos verdaderos, nunca estarás solo.
 
Y siempre en momentos de dificultades , son exáctamente en esos momentos en que aparecen los verdaderos amigos.
El tiempo que pasamos con amigos…..siempre es tiempo ganado