He calculado que el contacto de un camarero con cada cliente que pide un café no supera de media un minuto escaso. Es el tiempo que suman el saludo y la pregunta" ¿Que desea tomar?"
Lo que te pide el cliente, cuando pones la taza sobre la mesa, la hora de pasar la cuenta y la despedida cuando se marcha.
 
¿Y que significa eso?
 
¡Significa una oportunidad! Independientemente de la calidad del café, que es lo de menos, en ese minuto el camarero tiene ante sí tres opciones o, mejor tres posibles resultados que dependen de su actitud.
 
-En ese minuto puedes conseguir que la persona se marche peor de lo que ha llegado si eres grosero. O bien puede irse igual que ha venido si lo tratas con indiferencia.
También tienes la oportunidad de que salga del café mejor de lo que ha entrado si le regalas un poco de amabilidad.
 
¡Este ES justamente el SENTIDO DE LA VIDA!, y no sólo para los camareros. Todos tenemos cada día decenas de pequeños y grandes contactos con los demás. Nuestro reto es conseguir el tercer resultado:
Que su vida sea un poco mejor después de estar con nosotros
 
El laberinto de la felicidad
Alex Rovira
Francesc Miralles
 
 
 
Dos hermanos se detuvieron a la orilla de un inmenso lago.
Hay alguien allí dentro dijo uno, mirando al agua, sin saber que veía su reflejo.
 
El otro se dió cuenta de lo mismo y levanto su bastón. La imagen lo imitó, así que él se quedo esperando el golpe, su imagen también.
 
El primero contemplaba la superficie del agua. Sonrío y la imagen sonrió. Dio una buena carcajada y vió que el otro hacía lo mismo.
 
Cuando salieron de allí, el primero pensaba: Quiero volver allí porque encontre a alguien con buena presencia y buen humor.
 
El segundo pensaba: Que agresivos son los seres que viven en aquel lugar
 
Un pequeño cuento que una vez guarde