El ser libre es liberarse y no quedar atrapado en nada
 
 
Liberarse, no es mostrarse indiferente. Es simplemente admitir que no podemos actuar en lugar de alguien más
 
Liberarse , no es cortar los lazos. es estar consciente de que no podemos controlar a los demás
 
Liberarse, no es ser pasivo, si no al contrario, es aprender la lección de las consecuencias inherentes a cada acontecimiento.
 
Liberarse, es reconocer nuestras limitaciones, es decir, que el resultado final no esta en nuestras manos
 
Liberarse, no es culpabilizar o querer cambiar al prójimo. es dar lo mejor de si mismos.
 
Liberarse, no es ocuparse de los otros. Es ayudar pero sin inmiscuirnos
 
Liberarse , no es amparar. Es alentar, motivar, estimular.
 
Liberarse no es juzgar. es conceder al otro el derecho de ser humano
 
Liberarse, no es encargarse de todo lo que sucede. es dejar que los demás se responsabilicen de su propio destino.
 
Liberarse, no es rechazar, al contrario, es la aceptación total.
 
Liberarse no es hostigar ni acosar. Es tratar de de detectar nuestras propias debilidades y deshacerse de ellas.
 
Liberarse, no es adaptar las cosas según nuestros deseos. es tomar cada día como viene y apreciarlo.
 
Liberarse, no es criticar o corregir al prójimo. Es lograr ser lo que queremos ser.
 
Liberarse, no es arrepentirse del pasado ni lamentarse. Es vivir en el presente y crecer para el futuro.
 
Liberarse es tener menos y amar más, aquí y ahora.
 
Un regalito de Mar Guiño