Según una antigua filosofía china, la felicidad se alcanza cuando se produce la conjunción armónica de cuatro bellezas:
 
 
Belleza del alma
 
Belleza del comportamiento
 
Belleza del lenguaje
 
Belleza del medio ambiente.
 
Rosa rojaRosa rojaRosa rojaRosa roja