…..Lo extraordinario ha de ser descubierto en lo ordinario. En lo conocido has de descubrir lo desconocido, en lo familiar lo nuevo, en lo próximo lo lejano……"

 

La vida es inseguridad. A cada momento se dirige hacia una inseguridad mayor. Es un continuo apostar. Uno nunca sabe lo que va a suceder. Y es hermoso que uno nunca lo sepa. Si fuera predecible, no valdría la pena vivir la vida. Si todo fuera como te gustaría que fuese y si todo fuera una certeza, no serías un hombre, serias una máquina. Sólo existen certezas y seguridades para las máquinas.

 

El hombre vive en libertad. La libertad necesita inseguridad, incertidumbre. Un hombre verdaderamente inteligente siempre está dudando porque no posee dogma alguno en el que confiar, en el que descansar. ha de observar y responder.

 

Entonces uno ha de tener la capacidad de responder. Eso es responsabilidad. La responsabilidad no es una obligación, la responsabilidad no es un deber; es una capacidad de respuesta.

 

Si buscas seguridad, certeza, tus ojos estarán cerrados y tú te irás sorprendiendo cada vez menos y perderás tu capacidad de maravillarte. Y una vez que  has perdido tu capacidad de asombro, has perdido la religión. La religión es abrirte a tu corazón asombrado. La religión es una receptividad hacia lo maravilloso que nos rodea.

 

Vida Amor y Risa

Osho