El triunfo de la inteligencia personal es la felicidad.
El triunfo de la inteligencia social es la justicia. Ambas estan unidas por parentescos casi olvidados .
Hans Kelsen, uno de los grandes juristas del pasado siglo, los describio con claridad:
La busqueda de la justicia es la eterna búsqueda de la felicidad humana. es una felicidad que el hombre no puede alcanzar por sí mismo y por ello la busca en sociedad.
La justicia es la felicidad social, garantizada por el orden social. La felicidad politica es una condición imprescindible para la felicidad personal. Hemos de realizar nuestro proyectos más íntimos, como el ser feliz, integrandolos en proyectos compartidos.
 
Son inteligentes las sociedades justas. Y estupidas las injustas. Puesto que la inteligencia tiene como meta la felicidad ( privada o pública) todo fracaso de la inteligencia entraña desdicha. La desdicha privada es el dolor. La desdicha pública es el mal, es decir la injusticia.
 
La inteligencia fracasada.
Teoría y práctica de la estupidez
José Antonio Marina